Cuando la actividad física daña tu salud auditiva

IMG_6435

Todos sabemos que el realizar actividad física de manera constante, tiene beneficios en la salud, tales como prevención de enfermedades cardiovasculares, obesidad, diabetes tipo II, entre otras.

Es por esto que hoy en día con el aumento de la cultura de bienestar, se han multiplicado los negocios que ofrecen servicios de actividad física y deporte.

Pero muchos de estos sitios en los que se promueve la salud guardan un secreto nada saludable.

La PIX11, principal canal televisivo neoyorquino de la compañía Tribune, realizó un estudio encubierto para medir los niveles de ruido en cuatro gimnasios estadounidenses. Los resultados dispararon todas las alarmas. En todos los gimnasios se ponía la música a un nivel constante de 100 dB en adelante y durante las clases alcanzaban niveles de hasta 115 dB, lo que excede el límite establecido por la Organización Mundial de la Salud de 55 dB, siendo las clases de spinning las más peligrosas.

Los altos niveles de ruido ponen en un grave peligro la capacidad auditiva de los asistentes a las clases, pero son los instructores los que corren más riesgo, ya que están prácticamente toda la jornada laboral expuestos a música muy alta.

Hace unos meses mi hija me invitó a tomar una clase de spinning en un centro que se llama Síclo.

Desde que ingresé al lugar me llamó la atención el volumen al que ponen la música fuera de los salones, pero dentro de los salones la música suena tan fuerte como si fuera un bar o discoteca.

Recordarás que en un blog anterior mencioné que la regla que debes seguir para proteger tu audición es, a mayor volumen (decibeles), menor tiempo de exposición, porque la exposición prolongada al volumen alto causa pérdida auditiva permanente e irreversible, y la duración de las clases que ofrece Síclo varían entre 45-60 minutos con un nivel que sobrepasa los 100 dB.

Y, ¿será que estos centros no tengan idea del daño que le causa a la audición el ruido dentro de sus instalaciones?

Quizá en algunos lugares no sean conscientes, pero en particular Síclo tiene unos contenedores al ingresar donde encontrarás tapones para los oídos, el problema es que nadie los nota y los empleados no los ofrecen.

Si eres de las personas que cuidan su salud y realizan una actividad física constante en un centro deportivo, cuida también tu salud auditiva.

Si las clases a las que asistes tienen muy alto el volumen de la música utiliza tapones para los oídos, lo cual reducirá el volumen al que expones tu audición, o pide que le bajen.

Fuentes: http://www.pix11.com, www.hear-it.org.

 

Un pensamiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s